El viaje soñado, por Mar


Siempre pensé como sería ese viaje… desde muy pequeña. Ya lo había olvidado, pero un día me invitaron a ir ¿sabéis a donde? Ni más ni menos que a una provincia gallega ¡OURENSE!
No lo dudé ni un solo minuto, me arreglé como siempre había soñado y fui al encuentro de la persona que me había invitado, pero todo enseguida se acabó y la noche se vio llegar. Aún así esa provincia la recordé, para ver si algún día llegaba a conocerla, y así fue: me invitaron a ir otra vez. Esta vez sí que fue completa la visita, conocí Ourense con su catedral  y sus parques y su ambiente. La catedral me gustó, pero más me gustó un rinconcito donde tuvimos que refugiarnos por culpa de la lluvia.
Fuimos mi hermana y un amigo y no desperdiciamos mucho el momento. Nos dio tiempo a visitar tanto la zona antigua como la nueva. Todo esto me recordó a una región andaluza que también significó mucho para mí ¡JAÉN!
 Ya se me olvidaba la ciudad termal, con sus aguas termales tan reconocidas, más que la catedral, el museo arqueológico y el puente medieval.
Si me preguntáis si recomendaría este viaje os diría que sí. Es distinta a todas y nada tiene que envidiar a las otras provincias gallegas, pero siempre se piensa ¡lo que he vivido yo allí! Como en todo hay gustos para todos. Aquí os va una muestra de lo que podéis encontrar en Ourense:



Verano, por Fernando


Resultado de imagen de summerSe  acerca la canícula y con ella el calor: los días son grandes y se puede ir a la montaña o a la playa.
Es una estación para recrearse al aire libre con la familia o amigos, hacer comidas o meriendas en el campo, bañarse en el río o en el mar o hacer deportes al aire libre, tomar el sol para desentumecerse del largo y frío invierno y reponer fuerzas para el invierno.
Me gustan mucho los días largos para disfrutarlos fuera, estar en contacto con la naturaleza, bañarme en el río,… El verano para mí es la estación del relax, porque te invita a evadirte del día a día y hacer cosas que en otras estaciones no puedes hacer
Verano, tiempo de descanso, de evasión de lo cotidiano, de saber disfrutar de las buenas temperaturas, de hacer viajes (unos a las playas y otros a la montaña). Las comidas suelen ser algo distintas, debido al calor se suelen comer más ensaladas, se hacen más barbacoas,  se toman helados, más refrescos,  más pescados.
Con el San Juan comienza para mí el verano,  en esa noche tan mágica.

Recuerdos del colegio, por Alejandro



Resultado de imagen de children playing football
Me gustaba mi colegio porque éramos muy traviesos, porque copiábamos en los exámenes,  y  en el recreo, aparte de jugar al fútbol,  hacíamos otras cosas como fumar. Me acuerdo  de  Manolo, que andaba en movidas, era abusón y tuvo que  marcharse de Lugo para Valladolid.  Allí conoció a una chica y fueron  novios por un tiempo y después se casaron y tuvieron dos  hijos.
Mis  mejores amigos se llamaban Iván y Carlitos, Carlitos además es mi primo, e iban en la misma clase que yo. Estábamos siempre juntos y jugábamos al fútbol. A Iván hace mucho tiempo que no lo veo, la última vez que nos encontramos me comentó que estaba trabajando en revestimientos de fachadas. Carlitos está en un pueblo de Toledo y es camionero. No nos vemos tan a menudo como antes, pero lo vi hace dos días porque tuvo que venir porque operaban a su hermana. En Toledo tiene pareja y dos hijos.
La asignatura que más me gustaba en el colegio eran las matemáticas y la lengua gallega. La que menos me gustaba era inglés, porque no se me daba bien.
El director del centro, don Fernando era el profe que más me gustaba, porque era un hombre tranquilo y del que peor recuerdo tengo es del de gimnasia, porque nos mandaba hacer cosas raras.   

La imaginación, por Juan Carlos



La imaginación puede traer a nuestra mente formas de actuar con los demás o con la realidad, de las que después  podemos  arrepentimos, o por lo menos nos sentimos mal con nosotros o con los compañeros. Incluso a veces hacemos cosas casi que ni nosotros mismos estamos seguros de que fuéramos capaces de haberlas hecho. No sé en qué la podemos diferenciar de alucinaciones. Y si las alucinaciones tienen también actos y hechos reales realizados por nosotros mismos.
Yo me acuerdo que de pequeño utilizaba la imaginación para hacer juguetes de materiales que tenía a mano o encontraba: coches, tractores con motor eléctrico. Tengo un recuerdo de que un día hice una barca con paleta y vela y conseguí que llegase al otro lado de la orilla del embalse, hacía un poco de viento. Algunas otras anécdotas fueron de mayor, por enojo, traen más mal recuerdo a veces, fueron de más riesgo y yo diría que casi involuntarias. Desencadenaron otra forma de vida, otros lugares a los que también me adapté más adelante, más bien gracias a ALUME. 
Ahora estoy en otra edad a la que tengo que adaptarme, pero creo que aún estoy iniciando la adaptación: el cuerpo más vulnerable o débil, más lesiones  físicas, menos equilibrio, la fuerza va a menos, creo, la vista más floja, menos reflejos, más dormido el organismo. No sé si los malos recuerdos los crea la imaginación.

La lluvia en Lugo, por Fernando


Este mes de junio en Lugo llovió más que el año pasado.
Me parece mal que a mediados de primavera llueva tanto y haga tanto frío, cosa que no me parece muy normal. Ahora que los días son muy largos tendría que haber más sol y menos lluvias, pues el cuerpo necesita sol y calor.
Este fin de semana son las fiestas de mi barrio y me gustaría que no lloviese para poder disfrutarlas.
El tiempo no acompaña para salir a pasear por el campo debido a la lluvia y al frío. Me parece que tiene algo que ver el cambio climático en lo de llover tanto en esta época. Aún hay que ir con parcas y botas en vez de ir con ropa de primavera.
Este año a ver si por lo menos nos viene un buen Arde Lucus para ir a verlo y disfrutarlo.

Viaje a Coruña, por Pablo


El pasado 20 de Abril fui con un compañero de Alume y con sus padres a Coruña a ver el Breogán contra el Leyma Coruña. El partido fue a las 21:00, salimos de Lugo después de comer. Antes de ir a Coruña fuimos al Marineda City a dar una vuelta y a comprar algunas cosas.
Después fuimos a Coruña ciudad a ver si había sitio para aparcar cerca del Palacio de los deportes de Riazor pero no había, entonces fuimos en coche hasta la Estrella a tomar unas cañas y unas raciones donde estuvimos una hora aproximadamente.
La verdad es que aunque vivo en Lugo, como digo yo estamos en Lugo porque de Lugo no somos. Somos del Cereixal mis padres, mi hermano y yo. No acabo de sentirme identificado con Lugo. Tendría que ir más veces a Coruña, desde mi punto de vista tiene otra cosa que no tiene Lugo y no lo digo por decir, dimos un paseo por el paseo marítimo antes del partido y se ve otra cosa que no en Lugo.
En el Cereixal tenemos una casa y me gusta mucho ir allí, hacer un churrasco, pasar el día, lo único que allí somos pocos vecinos y no hay juventud.
Aquí en Lugo no acabo de encontrar una pareja, la vida pasa y para el mes de Noviembre próximo cumpliré 39 años. Como digo uno hasta los 40 años es joven, cuando se tienen 40 años uno no es tan joven. Me preguntó un amigo de Monforte hace años, antes de que yo enfermara, que cuando me casaba. Mi madre es joven, aún cumple 62 el día de Reyes, o sea el día que acaban las navidades próximas. No quiero casarme tarde como mi padre, que a pesar de tener los años que tiene no es un carroza pero los años no hay quien se los quite.

Feria Medieval de Fontiñas 2018, por Miguel



Los pasados días 13,14 y 15 de Abril asistí a la tradicional feria medieval das Fontiñas. Es una feria que se hace todos los años desde 2.011 durante tres días y suele ser a finales de Marzo, pero como este año la Semana Santa cuadró a finales de Marzo; esta feria se celebro a mediados del mes de Abril. Participan distintos artesanos, y también “Alume”, que vende cosas que se hacen en los talleres, realizados por las personas que padecemos una enfermedad mental y expresamos nuestras capacidades en los talleres que aprendemos en la asociación y así lo enseñamos al público para vender. Los artesanos de allí presentan productos de artesanía y alimentación y ofrecen algún pincho como pueden ser: queso, chorizo, jamón, etc. y también muestras de café, tés, y perfumería.
Este año vendieron pasteles, donuts, churros y helados artesanales, que estaban bien de precio.
Asistí con mis hermanos el sábado día 14 de Abril a dar una vuelta a la feria después de la misa de 6 y media de la tarde y vi el puesto de la asociación donde estaban una trabajadora social y una monitora de taller. Comimos varios pinchos y me gustó mucho la feria, aunque no compré nada, pero tuvo éxito y se vendieron algunos productos.
Este evento me gusta mucho, además en verano cuando voy a La Coruña, hay la misma feria medieval que es más grande que ésta y empieza por la plaza de Mª Pita hasta el puerto. La visito cuando voy con mi familia a la playa. Es muy bonita y a veces compramos algo que nos gusta y es barato.
Lo que más me gusta de la feria son los productos de cuero y lo que menos son los libros antiguos que están amarillos y no da gusto verlos.

Un saludo y hasta pronto.

El día de las letras galegas, por Suso


El 17 de mayo tuvo lugar el día de las letras galegas. Lugo lo celebró con una concentración deportiva en la que estuvo presente la alcaldesa Lara Méndez. Se reunieron allí varias asociaciones, entre ellas Alume, que compitió en una carrera. El trayecto que recorrimos fue aproximadamente de un km. Ganó Carlos F., el segundo fui yo y de tercero quedó Efrén. El evento duró tres horas. También hubo dos sesiones de zumba que las impartió una chica. A los participantes de la carrera nos dieron una bolsa con una botella de agua y otros obsequios. Las asociaciones que participaron fueron, entre otras, los de una residencia de mayores, Cogami, Aspnais, San Vicente de Paul y Alume. El dinero recaudado fue para las asociaciones. A los tres primeros de la carrera nos dieron un  trofeo y una medalla. El trofeo consistió en una réplica de la muralla y con esto y un bizcocho hasta mañana a las ocho.

El Concello de A Pastoriza, por Sandra



El Ayuntamiento de Pastoriza  es un ayuntamiento formado en su mayor parte por grandes praderas y granjas. De hecho, la mayor parte de sus habitantes se dedican a la ganadería y agricultura. Por ello cuenta con numerosas cooperativas y sociedades, integradas por sus ganaderos. El clima es el más proclive para que se den las condiciones favorables para la agricultura y ganadería. La lluvia y la niebla son predominantes, prácticamente tanto en invierno como en verano. Numerosos ríos cruzan el ayuntamiento beneficiando así  el sistema de riego de los pastizales. En cuanto a la ganadería, la mayoría es raza frisona, siendo la de carne menos abundante, por eso es una gran productora de leche.
El río más importante que nace y cruza A Pastoriza es el río Miño.
Su población en 2011 era de 3437 habitantes.
Está dividido en  varias parroquias: A Guarda, Álvare, Baltar, Bretoña, Cadavedo, Crecente, Fonmiñà, Gueimonde, Lagoa, Loboso, Pastoriza , Pousada, Reigosa, Saldanxe, San Cosme de Piñéiro,San Martín de Corbelle,  Úbeda e Vián.
No todo es agricultura en A Pastoriza, en el centro está el Ayuntamiento y la Casa da Cultura, dos magníficas edificaciones que se pueden visitar.
A lo largo del Ayuntamiento de A Pastoriza existen muchas parroquias con edificios tan bonitos como los del centro del  Ayuntamiento, como lo son el Centro Social de Reigosa, el de Bretoña.
También hay numerosos cruceiros a lo largo de su territorio que ver.
En A Pastoriza existen numerosos comercios, supermercados, tiendas de ropa, bares.
Se celebran la Festa do Requeixo, la de la “freces e bola de liscos”, en Bretoña, y una vez al mes hay mercado en Bretoña.
Para comer hay algún restaurantes como el “Casa Luciano”, en Bretoña y alguno más en Pastoriza como “O Castro”.
Si tiene problemas con su coche puede llevarlo a alguno de los diversos talleres que existen en alguna de las parroquias de Pastoriza.
Como cosas que visitar está, por ejemplo, la Iglesia de Santa María de Bretoña, del siglo XVII, reformada posteriormente. Esta iglesia se considera cuna de la diócesis Mondoñedo-Ferrol, porque fue antigua sede episcopal Britoniensis hasta el siglo VIII.
En la laguna de Fonmiñá hay también un monumento y un cruceiro  hechos por Paz Picallo y Manuel Mayo.
Entre las actividades que se pueden hacer, se encuentra una pista de karting oficial, donde se disputan carreras oficiales y también puede ir a pasarlo bien algún aficionado.

También está la fiesta Lugnasad, que se celebra en el mes de Agosto y que trae a un montón de gente proveniente de varias partes del país. Generalmente vienen grupos de música folk o celta. Se celebra en una carballeira que se prepara adecuadamente para la fiesta.
Diversos autores  defienden la existencia en esta zona de una sociedad cristiana procedente de la Bretaña. Se cree que fueron ellos los que formaron el obispado bretón. En la baja Edad Media estas tierras fueron propiedad del cabildo mindoniense, de los monasterios de Meira y Lourenzá y del conde de Lemos. En el siglo XIX  destaca la cruenta batalla que los pastoricenses protagonizaron contra las tropas de Napoleón en  la sierra de Carracedo.

Mi vida entorno a la enfermedad


Fue a partir de los trece años cuando debuté con la enfermedad. La enfermedad surgió tan pronto por un previo acoso escolar que duró en el tiempo muchos años. Después de salir del colegio en el que estaba me fui a un instituto que quedaba cerca de mi casa. Más tarde por mi cuenta y la de mis padres decidimos abandonar la medicación y entonces acabé teniendo que ingresar porque me había surgido un brote. El ingreso fue en el Gregorio Marañón de Madrid, la estancia allí duró sobre 1 mes, después el periodo de estabilización fue en casa. Luego, al no tener la medicación bien ajustada me encontré en una situación de inestabilidad emocional pero decidimos no ingresar y así estuve un tiempo hasta que más tarde ingresé en la unidad de desordenes alimentarios.
Así es como narro una parte de mi vida entorno a la enfermedad.