Ping-pong en Alume, por Félix



Hace tres semanas más o menos empecé a ir al taller de Ping-pong los viernes. Se hace en un pabellón en Frigsa, por lo tanto es fuera de Alume. Mi entrada en este taller ping-pong fue  con la exigencia de Laura y mi hermana, porque yo no me animaba al no saber como era. Con el empujón que me metieron me animé a  ir. Al principio no sabía jugar muy bien, pero con la ayuda de Ahmed, el entrenador, fui superándome y entrenándome con él. Mi compañero Marcos me enseñó a sacar y ahora juego mucho mejor.
Desde la asociación participamos 11 personas. También vienen desde otras entidades y jugamos entre todos.
Cuando llegamos hacemos rondas de calentamiento: lanzamos la pelota contra la pared o el suelo, o con la red  y también rondas de entrenamiento o en serio. En estas vamos rotando según juguemos bien o mal.
El pabellón es muy grande con 10 mesas reglamentarias. Tenemos dos entrenadores, Ahmed y Adrián, pero con el que más trabajamos es con Ahmed. Es un buen entrenador y también es buena persona, aunque le cuesta un poco el español. Adrián también es muy buen chico y lo pasamos muy bien con él porque siempre cuenta algún chiste.
De vez en cuando algunos toman algunas bebidas en la máquina que hay fuera en el pabellón.
Para ir vamos en la furgoneta de Alume con Belén y como somos tantos  a veces  hasta hace 2 viajes.

Mi Navidad, por Félix




Este año la fiesta de Navidad fue el 22 de Diciembre, día  en que me tocaron también 100 euros  en la lotería. Aún no tengo claro en  lo que lo voy a gastar.
El día antes, el 21, tuvimos una comida organizada por los compañeros de Alume a la que fuimos 10 o 20 personas. Por primera vez  comimos en el Fonte Do Rey, restaurante al que ya  he ido alguna vez con mi familia.
Me gustó mucho  este cambio  de restaurante. Estaba la comida riquísima. La tortilla estaba increíble, que fue lo que más comí. También estaban ricos el resto de entrantes: mejillones, setas, etc. Hubo tantos entrantes,  tan ricos y en tal cantidad que cuando llegó el churrasco muchos ni los tocamos y otros solo lo probaron, y eso que estaba muy rico  con ensalada y patatas.
Después de la comida un grupo de compañeros nos acercamos a un bar a tomar algo y nos acabo invitando Javi.
En el día de la fiesta llegué a las 4 al centro. Hubo un concurso de chistes en el que participé con un chiste sobre Papá Noel y quedé de los últimos en las votaciones.
Tras los chistes pasamos a comer los pinchos, que me suelen gustar todos.
Este  año, como novedad,  entre la comida de la fiesta había dulces preparados en el taller de repostería que pensé que eran de confitería hasta que me dijeron que eran hechos aquí Estaban buenísimos.
A la hora de bailar me animé, pero al final me fui sobre las 6.
También hubo actuación del grupo de pandereteiras que nos cantaron villancicos.
En el Día de Reyes, para finalizar mi Navidad de este año, fui a ver la Cabalgata al Ayuntamiento. Me gustó el pino que pusieron este año allí y los adornos que tenía. No me fijé mucho en la Cabalgata porque no había sitio delante. No cogí caramelos, ni la vi acabar porque me fui antes.

Las peras, por Fernando



LAS PERAS
La pera es, junto a las naranjas y las manzanas una de la frutas más refrescantes, dulces y sabrosas que existen, e importantes para la salud de las personas que la comen por sus beneficios y propiedades.
Es importante, por ejemplo, su alto contenido en agua, por lo que es muy recomendable en personas que siguen régimen de adelgazamiento e incluso dietas depurativas ya que ayuda a eliminar toxinas.
Posee fibra soluble  e insoluble es rica en vitaminas del grupo B, C, y E, cuenta con un alto contenido en calcio, hierro y potasio. Contiene a su vez ácidos orgánicos que ayudan a aliviar los dolores de estómago y favorecer la digestión puesto que favorece la secreción de jugos gástricos.
COMPONENTES DE LA PERA
HIDRATOS DE CARBONO (fruto)
AMINOACIDOS:  glicina, arginina, alanina, isoleucina, leucina, treonina. (FRUTO)
ACIDOS:  oleico, palmítico, glutaminico, cafeíco, linoleico, aspartico (fruto)
Betacarotenos;  (frutos)
MINERALES:  potasio, fosforo, magnesio, calcio, cobre
VITAMINAS: C B E
La pera contiene mucho potasio que interviene directamente junto al calcio en procesos de formación de huesos así  como en la regulación de líquido del cuerpo y en el buen estado del sistema nervioso.
Es una fruta muy digerible con gran riqueza en azúcares muy asimilables por lo cual es tolerada por diabéticos. En la cocción se destruyen parte de sus vitaminas
BENEFICIOS DE COMER PERAS
1-Combate el estreñimiento
2-Ayuda a bajar de peso
3-Favorece la reducción del colesterol
4-Regula y mejora la flora intestinal
5-Regula el nivel de azúcar en sangre
6-Mejora la digestión
7-Ayuda a fortalecer el sistema inmunológico
8-Aporta energía al cuerpo
9-Ayuda a prevenir la presión alta
10-Previene el daño cerebral
11- ayuda a aliviar dolores a causa de inflamaciones
12-Previene la osteoporosis
13-Previene la diarrea
14-Favorece la eliminación de líquidos
Las peras me gustan por su sabor y su gran variedad de compotas y postres que se pueden hacer con ella.
Las peras, debido a sus propiedades, me parecen una fruta muy interesante a tener en cuenta a la hora de comerla y que debía estar más a menudo en la mesa.
Opino  que su valor alimenticio es muy importante por eso es un gran fruta que debe ser tenida más en cuenta.
Esta fruta debe  de comerse para prevenir o cura algunas enfermedades.

Nuestras salidas al cine, por Félix




El año pasado nuestro compañero Tano tuvo la idea de aprovechar alguna tarde para ir al cine. Nos apuntamos 4 a esta idea, que nos pareció interesante. Invitamos  a más compañeros pero no se animan a ir, siempre acabamos yendo los mismos.
Yo llevaba sin ir al cine muchos años, de hecho nunca había ido aquí en Lugo. Cuando vivía en Monforte iba alguna vez. Creo que “Titanic” fue de las últimas películas que vi en el cine.
En Lugo hay dos cines y están en centros comerciales.
La primera película que fuimos a ver fue “8 apellidos catalanes”  aprovechando el día del espectador. La vimos  en las Termas  y nos acercamos  al cine en bus porque nos quedaba algo lejos. Esta película me gustó.
Me doy cuenta que ha cambiado mi opinión sobre el cine. Hace años cuando iba no lo disfrutaba demasiado pero ahora que voy a veces con los compañeros me resulta divertida  la experiencia y estoy más centrado. Me gusta el conjunto de ir al cine: ver la película,  poder comer palomitas y tomar una fanta  y ver la película  con los compañeros.
Lo peor es cuando la película acaba siendo aburrida o no consigo entenderla porque parece que no te enteras de mucho.
Una de las veces fuimos andando hasta el cine de la Abella. Como  no teníamos claro donde estaba el nuevo centro comercial nos perdimos y tuvimos que preguntar en un bar el camino. Fue una caminata bastante larga. Allí vimos una película de la que no recuerdo el título pero que no me gustó. Nunca había visto el centro comercial nuevo y la verdad es que no me gustó mucho ni el acceso, ni el cine ni las tiendas, que había pocas. Tampoco me llamaron mucho los sitios donde tomar algo. Me atraen más los del otro cine.
Desde entonces preferimos ir siempre a Las Termas,  nos gusta más y además los miércoles  hay una oferta mejor que el día del espectador, en el que la entrada está a 4 euros.
Hemos visto ya varias películas: Toro, 100 años de perdón, Triple nueve, …
La última película  la vimos el miércoles 27: Tano tuvo la idea de ir al cine a las Termas. Pablo, Juan y yo, Félix, decidimos ir también. Quedamos con Pablo a las 5 de la tarde en la entrada.
La película fue divertida se titulaba “Los 7 magníficos” y era de acción en el oeste. La película me pareció interesante, pero necesité que Tano me explicase un poco lo principal de lo que iba la película para poder seguirla porque me perdía. Salimos a las 8 y 20  para coger el autobús menos Pablo que se fue en su coche. Llegamos a las 9 horas tome las pastillas y me fui a cama.

Un fin de semana ideal, por Suso



Hace tiempo que tengo en la cabeza esta propuesta, para empezar, necesitaba unos cien mil euros. Con ellos compraría una bici y me iría a mi pueblo a ver a mi madre. Comería con ella si me invitara y le contaría mis penas. Cuando me cansara de estar con ella. 
Cogería camino de BARCELONA e intentaría quedarme allí, haciendo una vida decente. Por supuesto que intentaría hacer vida nocturna. Iría a ver a un siquiatra, para contarle la historia de mi enfermedad y haber si me daba un remedio sin tener que tomar pastillas. Ya me imagino lo solo que me encontraría. Pero a mí no me cuesta encontrar compañía. La vida que haría en Barcelona sería una vida bohemia. Visitaría los mejores restaurantes y los mejores sitios nocturnos de la ciudad. Pero quien me da cien mil euros...